Icono del sitio El Cultivo del granado

Crisopa (Chrysoperla carnea)

Contra pulgón, mosca blanca y huevos de lepidopteros

Los adultos, de color verde pálido, miden de 12 a 20 mm de longitud, tienen antenas largas y los ojos son dorados brillantes. Poseen alas largas, de color verde transparente, y un cuerpo delicado. Son voladores activos, en particular durante la noche.

Sus principales presas son: varias especies de áfidos, ácaros (especialmente los rojos), trips, moscas blancas, huevos de saltamontes, polillas, cochinillas, minadores y larvas de lepidópteros.

Las larvas, que son muy activas, tienen color gris o café, poseen
patas bien desarrolladas y tenazas o pinzas largas con las cuales
absorben los fluidos corporales de sus víctimas. El tamaño de las larvas es de aproximadamente 1,5-3 mm de largo, se conocen como los leones de los áfidos, y tienen un cuerpo que termina en cola.

Durante la primavera y el verano las hembras ponen varios cientos de huevos diminutos (<1 mm) sobre las hojas o ramas cerca de sus presas. Las larvas emergen de tres a seis días. La etapa larval tiene tres estadios y dura de dos a tres semanas. Las larvas maduras forman un capullo sedoso. Los adultos emergen de diez a catorce días. Se producen dos o más generaciones por año.

Pasan el invierno en estado adulto, usualmente en la hojarasca al borde de los cultivos.

Salir de la versión móvil