El Cultivo del granado

El reposo del granado

El reposo del granado

Momento de la poda

Es el momento de realizar la poda de formación, fructificación y reponer las posibles bajas en el huerto. Durante la poda se van dejando las ramas en el centro de la calle para ser trituradas más tarde.

El reposo o dormancia, es la suspensión temporal visible del crecimiento de cualquier estructura de la planta. A nivel de semillas, se utiliza el término latencia.

El reposo forma parte del ciclo anual del granado y es inducido por las bajas temperaturas del otoño, junto al acortamiento del día. La duración del reposo ronda los tres meses.

Dentro de un individuo, el reposo varía en función de la ubicación de la planta y su edad. Una defoliación anticipada en el otoño, reduce el tiempo de reposo.

Las granadas producen su mejor fruto en regiones de inviernos fríos y veranos calurosos y secos. Si bien son más resistentes al frío que los cítricos, se aplican reglas similares y se deben hacer esfuerzos específicos para los granados en el invierno.

La evidencia anecdótica sugiere que las variedades de semillas duras son más resistentes al frío que los tipos de semillas suaves. La mayoría de las variedades de granada no requieren horas de frío invernal, con la excepción de algunos cultivares resistentes al frío. Actualmente desconozco un requisito mínimo de horas de frío.

Tratamiento de invierno

Tras la poda se hace el tratamiento con cobre de acción fúngica para tratar la madera y aceite de parafina 83% como medida insecticida para la caparreta (Ceroplastes sinensis) o cochinillas (Saissetia oleae). Aplicar con temperaturas por encima de 5º C

Durante este tiempo es buen momento para limpieza del sistema de riego y poner a punto las herramientas y maquinaria para la nueva temporada.

Salir de la versión móvil