Icono del sitio El Cultivo del granado

Mantis religiosa

Contra pulgones , saltamontes

La mantis religiosa en un insecto mantodeo de la familia Mantidae, de un color verde o pardo dependiendo de su hábitat. Suelen llegar a medir entre 4 y 6 cm, y pueden rotar su cabeza hasta 180º.

Es un insecto que mide entre 10 y 12 cm de largo. Cabe destacar que las hembras suelen ser un poco más grandes que los machos. Tiene un tórax alargado y dos largas antenas que le salen de la cabeza.

El color de las mantis religiosa depende del medio en el que haya hecho la última muda de piel. Su color puede variar del verde al pardo, con la finalidad de ayudarle a camuflarse.

Tienen una alimentación basada en pequeños insectos invertebrados, como las polillas, mosquitos, hormigas, grillos o saltamontes

La ooteca es generada por la mantis al segregar por su oviscapto una materia espumosa y viscosa que al ser expulsada y batida por las valvas junto con los movimientos acompasados del abdomen van generando sucesivas capas superpuestas.

Las mantis religiosas suelen poner sus huevos a fines del verano u otoño, y las crías se desarrollan dentro de la ooteca durante los meses de invierno. La funda espumosa aísla a las crías del frío y les proporciona cierta protección contra los depredadores. Las diminutas ninfas de mantis nacen de sus huevos mientras aún están dentro de la caja de huevos.

Salir de la versión móvil