El Cultivo del granado

Poda

PODA DEL GRANADO

El granado es un árbol vigoroso de porte medio abierto, con tendencia a producir chupones en el interior cuando la poda en muy agresiva. Es un árbol de crecimiento simpodial, (Sánchez-Capuchino,Salazar y Garciaí.986), con una movida de primavera y otra de verano sobre las que se obtendrá en parte la cosecha del año siguiente.

El granado produce sus frutos en las ramas cortas o “spurs” del año anterior y después de fructificar varios años se originan nuevas yemas vegetativas que dan lugar a nuevas ramificaciones que crecen sucesivamente y continúan fructificando. A medida que el diámetro de la rama va engordando va perdiendo producción por lo que habrá que tener una buena relación entre hojas y madera joven.

Es un árbol de ramaje muy disperso, al principio del crecimiento es muy débil, y eso obliga durante el periodo de formación a podarlo corto, con la finalidad de que el tronco engorde, adquiera vigor y pueda sostenerse. Si lo dejáramos a su libre albedrío, los primeros años de desarrollo crecería muy débil y le saldrían brotes de la base, y en poco tiempo se convertiría en un matorral.

Las podas fuertes limitan la producción.

El granado es una planta basítona que tiende a producir muchas sierpes en la base del tronco, la forma de conducción es en vaso bajo, con un tronco y tres ramas principales salidas del tronco a una altura desde  15 a  40 cm, según la variedad o es de porte caido.

En las variedades de porte caido será imprescindible colocar un tutor para guiar el árbol sus primeros años ,para los árboles con cruz medias y bajas.Un tutor por cada rama principal unidos por la cruz.

También se instalan estructuras de hierro en forma de A invertida o Y en las lineas de cultivo para emparrar las ramas cuando el árbol sea más alto.Estas prácticas culturales reducen las podas y gana kilos.

La época de realizar la poda será a partir de la desaparición de las hojas ya que es un árbol de hoja caduca.

*Detalle de una rama principal

Se deja un tronco principal y las ramas que van saliendo se cortan, una más corta y la superior más larga, para que haga efecto sombrilla.

Los plantones pueden ser a raíz desnuda, ( procedente de estaquillado de un año)  y con cepellón.

Herramientas para la poda

ACTUACIONES EN PLANTACIÓN

1er AÑO

Poda de formación

 Existen 3 tendencias en la formación del granado:

1a) Crecimiento natural multi tronco

2a) Consiste en formar la planta sobre un solo tronco y formación de 3 brazos.

3a) Es la formación en pirámide o eje central.

Como todo árbol frutal, podemos distinguir tres etapas en su vida bien diferenciadas,

En el momento de la plantación rebajar el plantón a unos 30 – 40 cm del suelo. Si el plantón viene con cepellón respetaremos y lo formaremos con sus propias ramas), en este caso la formación de las ramas principales queda un poco más bajo del suelo (15-20 cm).

Proceder a una poda en verde en la floración quitando todos los rebrotes que aparezcan en la base del tronco y dejar solamente 3 o 4 brotes principales que serán las ramas que tienen que conformar el esqueleto del árbol.

2° AÑO

Con el árbol en reposo

Los despuntes de ramas principales (en caso que sea preciso) que crezcan demasiado verticales se despuntarán y las yemas terminales mirarán siempre hacia el interior, de lo contrario no es necesario, ya que las ramas se arquearan para empezar la producción, seguiremos con la formación del 1er piso.

Con el árbol activo

Si vemos que las tres ramas principales crecen demasiado y se curvan demasiado, podemos pinzarlas para detener el crecimiento y ayudar a que emerjan las ramas secundarias, que van a ser las productivas, también procederemos a quitar todos los pollizos aparecidos en la base del tronco, al igual que cualquier brotación del tronco por debajo de la cruz.

3 AÑOS

Con el árbol en reposo

Durante el 3er año es frecuente que tengamos producción, seguiremos con la formación, destacando las tres ramas principales y la formación de pisos escalonados de las principales.

Con el árbol activo

Poda en verde con la eliminación de chupones no productivos del interior y en la base del tronco.

Se recomienda no dejar el árbol con mucha fruta para que las ramas principales no se curven demasiado. Al año siguiente ya soportarán mejor el peso y se dejará toda la fruta.

Todas éstas operaciones las seguiremos haciendo durante los tres años siguientes a la plantación que se puede consideran el árbol formado.

Durante el primer año de plantación tendremos muy en cuenta los posibles ataques de pulgones que pueden malograr la plantación.

Al invierno siguiente, las ramas principales que se habían dejado con el fin de constituir el esqueleto del árbol se rebajarán en la proporción adecuada, al mismo tiempo iremos dándole forma, evitando que las ramas se crucen y dándole una estructura productiva sólida. Este periodo de formación puede llegar hasta los 3 – 4 años.

Poda de producción

Es la poda que realizamos al árbol para conseguir los siguientes objetivos:

1°) Cosechas abundantes

2°) Buen calibre del fruto

3°) Evitar árboles mal iluminados

4°) Evitar rozaduras de frutos entre sí

5°) Facilitar la recolección

6°) La entrada en producción del granado suele ser a los 3-4 verdes

7°) El granado es un árbol muy ávido de luz.

8°) La poda de fructificación sera anual con el fin de aclarar ramas para que no

haya roce por exceso de ellas y pueda afectar al fruto, ya que la piel es muy

sensible a rozaduras.

9°) Las heridas se procederá a taparlas con un mactic comercial, para evitar en

lo posible la entrada de Zeuzera.

Poda de rejuvenecimiento

Actualmente en la poda de rejuvenecimiento se basa en la eliminación de ramas defectuosas y algunas atacadas por Zeuzera, se suele hacer con motosierra y a continuación un aclareo de ramaje en el interior

Para lograr estos objetivos tenemos que saber que el granado produce sus frutos en madera del año anterior preferentemente, que es un árbol vigoroso, de porte abierto, con tendencia a emitir sierpes o pollizos de crecimiento simpodial (Sánchez -Capuchino, Salazar y García, 1996), con una movida en primavera y otra de verano sobre las que se obtendrá en parte la cosecha del año siguiente.

La entrada en producción suele estar hacía el 4 – 5 año. La poda de producción nos limitaremos a potenciar todas las tendencias productivas (Favorecer una buena iluminación del árbol, dejar ramas productivas jóvenes, abrir el árbol lo suficiente etc.) y eliminar las no productivas (quitar ramas improductivas de más de 2 años o que hayan producido, eliminar chupones, eliminar sierpes, etc)

En general se eliminará entre un 30 – 40% del ramaje de invierno.

Durante la época de Junio – Julio, se procederá a la poda en verde que consistirá en eliminar nuevos chupones. (Solamente dejaremos los que nos sirvan para alguna renovación), evitando la absorción de savia y reservas nutricionales por parte de estas formaciones y destinarlas a la elaboración del fruto y ayudaremos al árbol a su regulación a lo largo de su ciclo vegetativo

Salir de la versión móvil